Bien Hecho Vendedor

Logo 2022 2

Bien Hecho
Vendedor

Cuidado con este tipo de cliente potencial

El año pasado he dejado pasar una oportunidad de cerrar un proyecto de 5.000 euros. Mi salud mental me importa más que ganar dinero.

Posiblemente debería hacer una entrada actualizada para 2021. Esto son los clientes que he perdido en 2020 y las lecciones que he sacado de ello. Entre ellos hubo un cliente de Amazon al que ni llegué poder montarle la cuenta de Amazon porque antes de ese punto decidí finalizar la relación a pesar de estar facturando 3.000 euros cada mes con él. Hay momentos en la vida donde la salud mental es más importante que el dinero. Por suerte estaba y estoy en una situación donde me puedo permitir el lujo de elegir y de dar de baja un cliente si me conviene.

Esta entrada es un poco un resumen de mi experiencia de los últimos año con clientes complicados. Hay una serie de factores clave que me sirven como alerta para no repetir los errores del pasado. Esto son algunos patrones de comportamiento que igual te pueden servir como alerta antes de cerrar relaciones con clientes potencialmente complicados.

Te escriben por Whatsapp fuera del horario de trabajo

Los clientes complicados muestra típicamente poca empatía por las necesidades de sus proveedores. No respestan los horarios típicos de trabajo y te escriben cuando a ellos mejor les venga. Ayer tuve esta experiencia con un cliente potencial que con este evento tengo que engruparlo dentro de cliente potencialmente complicado.

Tardan eternidades en tomar decisiones

Hay clientes que no quieren ser clientes. En ocasiones simplemente quieren exprimir al máximo tu conocimiento sin coste. Para lograrlo alargan infinitamente la toma de decisión si van a contratarte o no. En su lugar te lanzan una pregunta tras otra para resolver dudas que están teniendo. Cuando ya piensan que te han exprimido lo suficiente te comunican que finalmente han cambiado de planes y/o han encontrado otro proveedor más barato y/o que les encaja mejor.

Quieren entender hasta el más mínimo detalle

La línea entre consultoría y formación es delgada. Está claro que hay que ser transparente pero en ocasiones recibes preguntas que muestran que lo único que busca el cliente es remplazarte cuando antes. Eso en si no es nada grave pero si es el caso me gustaría saberlo. Se puede acordar un plazo de colaboración con el objetivo de que una empresa pueda empezar la labor por su cuenta. No hay problemas con ello siempre si desde el principicio se comunica abiertamente. En vez de hacer eso muchos clientes intentan ocultarlo.

El que lleva trabajando años en consultoría y/o prestación de servicios seguramente podrá alargar esta lista con más puntos infinitamente. Me conformo de momento con estos tres puntos. También hay que decir que no siempre es la culpa del cliente. En al menos un 50% de los casos que hemos perdido a uno la culpa ha sido nuestra. Sobre esto ya hablaré más adelante.

 160 Total de visitas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: