Bien Hecho Vendedor

Logo 2022 2

Bien Hecho
Vendedor

Metaverso: más que un ‘momento generacional’, un abanico de oportunidades

Hoy sabemos que el Metaverso, ese mundo en virtual en 3D, compartido, abierto y descentralizado, y donde interactuamos a través de avatares, está ligado al desarrollo de la Web 3.0 y de tecnologías como el blockchain y las criptomonedas. En síntesis, es la nueva evolución de Internet.

Si bien es un concepto que nació a comienzos de los 90’, la solo idea de un mundo en tres dimensiones, casi tan real como el que vivimos, pareciera que es algo propio de “las nuevas generaciones” o los llamados “nativos digitales”. ¿Estamos ante una cuestión de moda? ¿Responde a un “momento” generacional ―y por lo tanto efímero― que estamos viviendo?

Todo indica que no.

Las marcas viven el Metaverso

El mundo lleva varias décadas “coqueteando” con la idea del Metaverso. De hecho, sus inicios están muy ligados al gaming, por lo que no extraña que se piense que es algo meramente de los más jóvenes. Sin embargo, el Metaverso es una realidad, casi tangible, que abre un universo de oportunidades para todas las generaciones que quieran participar en él y, por supuesto, para las compañías y marcas ofrece un abanico de oportunidades de negocio realmente significativo.

Es tal su potencial que se estima que, para el final de esta década, el mercado del Metaverso alcance los USD 2,5 billones. Además, se espera que para los próximos 5 años el 70% de las empresas del mundo ya tenga presencia en él.

Actualmente, ya son varias las empresas que han decidido sumarse a esta ola de transformación tecnológica. Por mencionar algunas, Nike creó Nikeland y dio la posibilidad de personalizar el avatar con productos digitales; Coca-Cola hizo un lanzamiento especial de su bebida sin azúcar utilizando Fornite y lanzando NFTs conmemorativos; Spotify lanzó Spotify Island, la primera marca por streaming en ser parte de Roblox. A estos se les suman Republic Realm, la firma de inversión inmobiliaria en el Metaverso, que comercializa más de 2.000 terrenos virtuales en 19 mundos virtuales; o el Hotel RIU Plaza España que creó una réplica virtual del hotel dentro de Altspace VR.

Está claro que el Metaverso se está convirtiendo en una ventana para que las compañías sean más creativas e innovadoras con el objetivo de ofrecer a las audiencias ―sin distinción de edades, género, o fronteras geográficas― experiencias inmersivas, enriquecedoras y únicas a través del uso de tecnologías como Realidad Virtual, Realidad Aumentada y, como se mencionó antes, blockchain.

© Proporcionado por Forbes México

Crece la economía digital

Teniendo abierta la posibilidad de realizar en este universo virtual prácticamente cualquier actividad de la vida cotidiana (trabajar, comprar, estudiar o viajar), significa que también estamos ante un cambio radical en la economía. Pasamos de una economía sobre plataformas Web 2.0 con métodos tradicionales de pago, a una Web 3.0 donde las transacciones se hacen a través de criptomonedas o NFTs. De ahí la importancia del blockchain para hacer posible el Metaverso.

No cabe duda de que las marcas pueden sacar provecho del Metaverso para vender más de los que ahora venden, ofrecer productos nativos del metaverso, vender soluciones o dispositivos de Realidad Virtual o Aumentada​ para experimentar el metaverso y, por qué no, ofrecer nuevos servicios para diversificar su audiencia y conectar con sus empleados y stakeholders corporativos.

El rol de las futuras generaciones

Toda esta revolución alrededor de este universo tridimensional pone sobre la mesa un elemento clave: el factor humano.

Las tecnologías detrás de todo este cosmos digital ponen de manifiesto la necesidad de pensar en los profesionales que, en el futuro, tendrán que abordarlas y explotarlas al máximo. El Metaverso significa la conjunción de perfiles, skills y capacidades muy específicas, por lo que el desafío es planear estrategias de formación en habilidades duras y técnicas que serán esenciales para hacer del Metaverso un hecho.

En este sentido, por ejemplo, Meta planea contratar más de 10.000 empleados para el desarrollo de su nuevo universo comercial. Y así lo hacen compañías como Adidas, H&M y Carrefour, entre otras. El nivel de complejidad tecnológica del Metaverso exigirá, sin lugar a duda, que las empresas se adapten.

Por otro lado, el Metaverso también exigirá profesionales con habilidades blandas aptas para su implementación. Acá, los roles del comunicador o del mercadólogo adquieren relevancia dado que son posibilitadores, están en capacidad de transformar la escucha activa en oportunidades de negocio y generar estrategias de comunicación transversales, casi en tiempo real.

Otros perfiles que surgirán serán, entre otros, el de Chief Metaverse Officer, expertos en la creación y comercialización de NFT, diseñadores en 3D, especialistas en Smart Data, desarrolladores especializados, storytellers y especialistas en marketing de Metaverso con capacidad para concebir, crear y ejecutar experiencias interactivas.

Estamos lejos de que este sea un “momento” generacional o de moda. El Metaverso no es un mindset efímero o una tendencia de la juventud; sin embargo, sí adquiere una connotación generacional cuando se trata de su desarrollo y del futuro de las tecnologías que lo hacen posible.

Son las generaciones más jóvenes de hoy, y las de las futuras décadas, las que tendrán en sus manos ―apalancados por iniciativas de formación de entidades públicas y privadas―, la realidad del Metaverso. Por ahora, el llamado está en aprovechar sus oportunidades y ventajas y abrazar el momento tecnológico que promete impulsar a las compañías hacia una mayor competitividad y valor para el mercado.

 24,756 Total de visitas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: