Bien Hecho Vendedor

Logo 2022 2

Bien Hecho
Vendedor

La transformación digital de las empresas potencia su sostenibilidad

Los retos de la sostenibilidad son múltiples; desde la escasez de recursos y la descarbonización a cambios demográficos y sociales, estimulados por grandes evoluciones tecnológicas que, por otro lado, representan grandes oportunidades de generar un mayor valor interno y externo a las organizaciones.

Las organizaciones y sus modelos de negocio han evolucionado mucho a lo largo de la historia, tanto en sus procesos y estructuras como en sus objetivos. Cada vez más, las tendencias y el entorno dictan los pasos de muchas empresas y ya no pueden ignorar que requieren una adaptación periódica más allá de las modas.

Tradicionalmente, se han centrado en temas de operación, productividad y cobertura de mercado, pero en los últimos años ha sido en temas de tecnología y generación de valor, donde muchas empresas buscan ir por delante e imprimir su sello característico para perdurar en el tiempo.

En la abundancia de términos empresariales actuales, es común confundir conceptos fundamentales como sustentabilidad y sostenibilidad, de los que han derivado otros más elaborados como desarrollo sustentable y desarrollo sostenible. El primero se relaciona con el uso eficiente de recursos que son escasos para no llegar a su agotamiento, mientras que el segundo tiene más que ver con una búsqueda integral, definida y alineada de creación de valor en los ámbitos económico, social, político y medioambiental, entre otros. Si bien existe más de una definición para ambos casos, hay un consenso para usarlos en estos sentidos.

Los retos de la sostenibilidad son múltiples; desde la escasez de recursos y la descarbonización a cambios demográficos y sociales, estimulados por grandes evoluciones tecnológicas que, por otro lado, representan grandes oportunidades de generar un mayor valor interno y externo a las organizaciones. Tecnologías como la inteligencia artificial (IA), Internet de las Cosas o la analítica de datos son hoy un punto de partida para conocer, entender y desarrollar el potencial de los modelos de negocios.

Hay muchos temores de la tecnología, como el reemplazo del trabajo humano por procesos robotizados realizados por la IA. Esto ya es una realidad, pero no es algo nuevo. La llamada cuarta revolución industrial viene precedida de otras revoluciones como la mecanización, electricidad, informática y, hoy, la era digital. En cada una de ellas hubo momentos de transición para las estructuras, productos, modelos de negocio y demás. Y, en todos ellos, hubo una necesidad de cambio y adaptación. Pero siempre hubo la oportunidad de capitalizar las inversiones, los activos, los procesos y el mercado desarrollando modelos de negocio más acordes a la realidad presente.

Generar valor tiene muchas implicaciones, desde entender primero qué significa valor y cómo se busca traducir y adaptar a la organización, los grupos de interés (stakeholders) y su entorno.

Cuando hablamos de cómo la tecnología puede apoyar a dicha creación de valor sostenible, se abre un inmenso abanico de posibilidades para el negocio. Entre la infinidad de ejemplos, podemos mencionar los siguientes:

  • El blockchain hace posible una logística más eficiente y con un menor impacto ambiental y ayuda socialmente a una trazabilidad que permite compartir utilidades en diferentes etapas del proceso con los respectivos actores.
  • La analítica de datos y la IA promueven un mayor conocimiento del mercado, haciendo un uso más eficiente de los recursos a nivel corporativo e incluso a nivel de políticas públicas.
  • El Internet de las cosas ayuda a eficientizar procesos productivos con un menor impacto ambiental y un mayor conocimiento del entorno y su evolución.

Y esta lista se podría ampliar con una plétora de oportunidades que antes no se tenían, o no de la manera como hoy se tienen o se tendrán mañana.

Por ello, debemos estar abiertos al conocimiento, pero también a reflexionar sobre el estado en que nos encontramos y el potencial que tenemos delante. Hoy, nuestro entorno altamente dinámico nos invita a concientizarnos sobre nuestro rol a nivel individual, corporativo y como sociedad.

 56,261 Visualizaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio